Telepolis

Los ultras españoles agreden a un cámara de televisión en Catalunya. Telepolis. Traducido por Xavier F. Domènech

Telepolis - Los ultras españoles agreden a un cámara de televisión en Catalunya. Telepolis. Traducido por Xavier F. Domènech

31 de agosto de 2018 Ralf Streck (Telepolis-Deutschland)

Traducido por Xavier F. Domènech @xavidomenech99

Agresión a un cámara de televisión. Los ultras se equivocaron: era un periodista de TeleMadrid, no de la TV3 catalana.

Spanische Ultras Xavi D. - Los ultras españoles agreden a un cámara de televisión en Catalunya. Telepolis. Traducido por Xavier F. Domènech
Ultras españoles. Captura de pantalla del video de CCMA que muestra los enfrentamientos

Desde hace mucho tiempo, los unionistas españoles tienen en su punto de mira a los medios de comunicación catalanes. Pretenden, entre otras cosas, que la radiodifusión pública catalana pase a control español. Los periodistas de la Televisión de Catalunya (TV3) están expuestos a continuas agresiones en caso que sean identificados en las manifestaciones unionistas, manifestaciones en las que los fascistas exhiben esvásticas y proliferan los saludos nazis, como en Chemnitz.

En España, la ultraderecha se muestra especialmente violenta con la prensa y los disidentes, atacan emisoras de radio catalanas, se lanzan a la caza de refugiados o inmigrantes que a veces ni siquiera se atreven a salir de sus casas cuando los extremistas de derecha llegan en gran número desde España.

Cada vez más difícil para el juez Llarena. Telepolis

Telepolis 300x65 - Cada vez más difícil para el juez Llarena. Telepolis

Article traduït per Xavier F. Domènech @xavidomenech99

El parlamento catalán ha presentado una denuncia contra el juez de instrucción por detención ilegal y prevaricación. Angela Merkel habría detenido un baño de sangre durante el referéndum sobre la independencia.

 

Telepolis Cada vez más difícil para el juez Llarena 300x181 - Cada vez más difícil para el juez Llarena. Telepolis
El Tribunal Supremo de Madrid, donde actúa el juez de instrucción Pablo Llarena. / Wikimedia Commons

La soga sigue estrechándose alrededor del cuello de Pablo Llarena, el polémico juez español que persigue a los políticos catalanes. Llarena fue comisionado por el anterior gobierno para formular las absurdas acusaciones de supuesta rebelión (es decir, un levantamiento público violento), pero ha fracasado a causa de Bélgica y Alemania.

Mientras Carles Puigdemont y cuatro diputados permanecen en libertad en Alemania, Bélgica y Escocia, Llarena sigue reteniendo en prisión a nueve políticos catalanes. Esta es una de las razones por las cuales el Presidente del Parlament de Catalunya, Roger Torrent, ha presentado una querella contra el juez y otros magistrados de la Sala de Apelaciones del Tribunal Supremo que apoyaron las más que dudosas decisiones de Llarena.

También se afirma que se están vulnerando los derechos fundamentales de los diputados encarcelados y de los exiliados. La Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que había exigido a España y a Llarena que garantizara los derechos del diputado Jordi Sànchez para asistir a la sesión de investidura como candidato a la presidencia, es de la misma opinión. Llarena lo impidió utilizando argumentos sumamente inconsistentes. Incluso llegó al extremo de encarcelar al candidato Jordi Turull antes de la segunda vuelta de la sesión de investidura para evitar que fuese nombrado Presidente de Catalunya, porque no era del agrado del gobierno de Mariano Rajoy.

Por otra parte, se constata que estas continuadas detenciones constituyen un “ataque a la separación de poderes, al gobierno catalán y a la autonomía parlamentaria” porque el Parlamento tiene la competencia exclusiva e inviolable de organizarse para llevar a cabo sus funciones, y esto incluye la investidura del presidente del gobierno catalán sin interferencias de ningún otro organismo.

“La restricción de los derechos de los parlamentarios no sólo vulnera sus derechos subjetivos y constituye un atentado contra la institución que presido, sino que también es un ataque directo contra toda la población de Catalunya, cuyos derechos se han limitado a la representación política, ya que a los representantes electos no se les permite ejercer su mandato”, señala Torrent un su denuncia.

Sí, és clar, a ComuniCATs també fem servir galetes, carquinyolis, neules... Les tenim amb o sense gluten, de xocolata, farina d'espelta..., boníssimes totes. Si les vols clica! Benvinguda! Més informació.

La configuració de les galetes d'aquesta web està definida com a "permet galetes" per poder oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració de galetes o bé cliques a "Acceptar" entendrem que hi estàs d'acord.

Tanca