Spanische Ultras Telepolis
CAT EXTERIOR,  PREMSA INTERNACIONAL

Los ultras españoles agreden a un cámara de televisión en Catalunya. Telepolis. Traducido por Xavier F. Domènech

Telepolis

31 de agosto de 2018 Ralf Streck (Telepolis-Deutschland)

Traducido por Xavier F. Domènech @xavidomenech99

Agresión a un cámara de televisión. Los ultras se equivocaron: era un periodista de TeleMadrid, no de la TV3 catalana.

TELEPOLIS. XAVIER F.
Ultras españoles. Captura de pantalla del video de CCMA que muestra los enfrentamientos

Desde hace mucho tiempo, los unionistas españoles tienen en su punto de mira a los medios de comunicación catalanes. Pretenden, entre otras cosas, que la radiodifusión pública catalana pase a control español. Los periodistas de la Televisión de Catalunya (TV3) están expuestos a continuas agresiones en caso que sean identificados en las manifestaciones unionistas, manifestaciones en las que los fascistas exhiben esvásticas y proliferan los saludos nazis, como en Chemnitz.

En España, la ultraderecha se muestra especialmente violenta con la prensa y los disidentes, atacan emisoras de radio catalanas, se lanzan a la caza de refugiados o inmigrantes que a veces ni siquiera se atreven a salir de sus casas cuando los extremistas de derecha llegan en gran número desde España.

El miércoles, sin embargo, golpearon a un cámara español. El periodista de TeleMadrid fue confundido con un colega de TV3. El hecho que Víctor Albert vistiera una camiseta con estampado amarillo y el logo del grupo musical “Los Planetas” lo convirtió en blanco de patadas y puñetazos. Aunque intentó explicar a una mujer que le increpaba que él pertenecía a TeleMadrid no consiguió tranquilizarla. El ambiente se fue calentando hasta que empezaron a llover puñetazos. Algunos periodistas y policías se llevaron a Albert hacia un lugar seguro, lejos de la turba enfurecida. Los periodistas de TV3 ya se habían alejado de los incidentes.

El hecho de que los medios de comunicación españoles hayan mostrado su indignación ante la agresión debería matizarse, probablemente se deba únicamente a la confusión. Cuando los periodistas catalanes son recibidos con hostilidad o atacados en las manifestaciones del Partido Popular, Ciudadanos, o la llamada “Sociedad Civil Catalana” generalmente los medios de comunicación de la capital española no informan sobre esos incidentes.

Incluso cuando un conocido foto periodista catalán fue agredido recientemente por un agente de policía que le fracturó la nariz entre exclamaciones a favor del dictador Franco, la prensa de Madrid lo ignoró completamente y por este motivo la agresión pasó completamente desapercibida en los medios de comunicación alemanes.

Fobia al amarillo

En este caso, incluso el partido Ciudadanos (Cs) se vio obligado a posicionarse, ya que la agresión tuvo lugar frente las cámaras a las que habían llamado para cubrir el evento. Las imágenes recogen claramente la evidencia que la violencia fue provocada por su seguidores. Sin embargo, en el comunicado que emitió Cs se les desvincula de la agresión. Hablan de “un radical infiltrado” y aprovechan para presentarse como víctimas, ya que (según ellos) también han sido amenazados por los “radicales”.

Pero las imágenes muestran claramente que el cámara fue agredido por varias personas y que el ambiente entre los 500 manifestantes estaba muy “caldeado”.

Es evidente que el partido (Cs) ha estado tratando de crear un ambiente de provocación durante meses. Últimamente está difundiendo Ia existencia de una “fractura social” en la sociedad catalana e intenta demostrarlo con todos los medios a su alcance.

Esto ha provocado que sus seguidores sientan una verdadera “fobia” al color amarillo. Exigen Ia inmediata eliminación de los lazos amarillos con los que el movimiento independentista recuerda a los presos políticos. El líder del partido, Alberto Rivera, y el nuevo líder del PP, Pablo Casado, exigen incluso protección para aquellos que, vulnerando el derecho a la libertad de expresión, destrozan los lazos. Casado incluso pide que se emprendan acciones legales contra los que cuelgan lazos amarillos.

Esta fobia ha llegado a tal extremo que los “Rollkommandos” (ver https://de.wikipedia.org/wiki/Rollkommando) unionistas han destrozado incluso las fundas protectoras amarillas de los andamios y han borrado las lineas amarillas de algunas rutas de senderismo. A primera hora de la mañana, enmascarados, uniformados y armados con cuchillos y escaleras, irrumpen en pueblos y ciudades para destrozar banderas, símbolos y lazos del movimiento independentista.

Los ataques violentos son frecuentes. La Policía catalana, durante sus habituales controles, han identificado a políticos de Cs y miembros de Ia Guardia Civil como integrantes de estos “comandos”. Sin embargo la Fiscalía sólo ha decidido iniciar una investigación sobre los policías catalanes que han cumplido con su obligación de identificar a personas armadas y enmascaradas.

También es interesante saber por qué Cs decidió convocar la manifestación de protesta en el Parc de la Ciutadella durante la cual se produjo la agresión contra el periodista de TeleMadrid. En principio tenía como objetivo protestar “contra la violencia” y por la “convivencia”. Detrás de esta convocatoria encontramos una supuesta información del partido Cs en la que denunciaba que un independentista había agredido a una mujer porque estaba cortando lazos amarillos.

Sin embargo, el agresor, al parecer de ideología derechista, negó en todo momento cualquier intencionalidad política en el incidente. Joan Bautista G. declaró a la prensa que había discutido con la mujer, “le recriminé únicamente el hecho de tirar los lazos amarillos al suelo y ensuciar la ciudad”. Acto seguido la mujer le propinó varias patadas y él la golpeó. Por este motivo presentó una denuncia contra ella, una mujer llamada Lidia.

Al principio, el marido de Lidia negó también cualquier intencionalidad política, aunque insinuó motivaciones xenófobas ya que, según su versión, cuando el agresor advirtió que ella era extranjera, le dijo “Vuelve a tu país de mierda”. El marido, militante de Ciudadanos (Cs) llevó a cabo estas declaraciones ante las cámaras dela televisión española. No reconoció que la pelea se hubiese originado por causas políticas. Sin embargo, la situación cambió radicalmente después que la dirección del partido Cs, asumiese la gestión del caso.

Inmediatamente se desencadenó una masiva campaña en las redes sociales por parte de radicales de derecha y neofascistas. Se hicieron públicas fotos falsas sobre la supuesta nariz rota y otras heridas que habría sufrido la mujer, de origen ruso. Pronto se descubrió la falsedad de las fotos que se habían difundido: unas provenían de una clínica especializada en cirugía nasal y otras mostraban heridas sufridas después de un combate de boxeo en Ohio.

Telepolis El Nacional

Pero no sólo la manifestación en Barcelona muestra que Ciudadanos, por las buenas o por las malas, se aferra a su estrategia de inventar una supuesta actitud violenta del movimiento independentista. La revista satírica española “El Jueves” llega a la misma conclusión: “El partido que alimenta el odio está organizando una manifestación contra el odio que ha fomentado”.

En el fondo, no se trata de fomentar una fobia contra el color amarillo, se trata que los lazos amarillos son la expresión del hecho que políticos y activistas del movimiento independentista llevan casi un año encarcelados acusados de una rebelión inexistente. Otros, como el President Puigdemont están en el exilio.

EI hecho que Bélgica, Alemania, Suiza y Gran Bretaña se nieguen a entregar a políticos como Carles Puigdemont debería ser motivo de reflexión en España. Los jueces independientes no han encontrado ni un solo indicio de violencia en el movimiento independentista catalán que pudiera fundamentar el delito de rebelión o alteración del orden público.

Los presos tendrían que haber sido puestos en libertad, ya que las absurdas acusaciones hace tiempo que se han derrumbado. Ahora, al menos, podemos hablar de presos políticos, ya que todos ellos han sido encarcelados por sus actividades políticas.

Pero, estas absurdas acusaciones van a juzgarse en los Tribunales españoles este otoño.

Y pueden comportarles hasta 30 años de prisión.


Traducido por Xavier F. Domènech @xavidomenech99


Spanische Ultras greifen Kameramann in Katalonien an
https://www.heise.de/tp/features/Spanische-Ultras-greifen-Kameramann-in-Katalonien-an-4151908.html
Publicat el 31 d’agost de 2018 per Ralf Streck
Telepolis @heise_de_tp
https://twitter.com/heise_de_tp/status/1035291458138341376


 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.

Sí, és clar, a ComuniCATs també fem servir galetes, carquinyolis, neules... Les tenim amb o sense gluten, de xocolata, farina d'espelta..., boníssimes totes. Si les vols clica! Benvinguda! Més informació.

La configuració de les galetes d'aquesta web està definida com a "permet galetes" per poder oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració de galetes o bé cliques a "Acceptar" entendrem que hi estàs d'acord.

Tanca