Litros de tinta se utilizaron en medios españoles para rechazar la sentencia del Tribunal de Schleswig-Holstein sobre Carles Puigdemont (@KRLS) Carlos Vecino (@CarlosVecino4)

Carlos Vecino (@CarlosVecino4)

Litros de tinta se utilizaron en medios españoles para rechazar la sentencia del Tribunal de Schleswig-Holstein sobre Carles Puigdemont, por “entrar en el fondo del asunto”.

Ahora resulta que la sentencia C-505/2019 del TJUE establece ese único requisito, por el cual el caso Puigdemont puede considerarse “cosa juzgada en Europa”.

No sólo eso, sino q el TJUE establece que España, en base al principio de confianza mutua entre Estados Miembros de la UE “en sus respectivos sistemas de justicia penal”, debe «aceptar la aplicación del Derecho Penal vigente en los demás Estados Miembros [Schleswig-Holstein, Alemania], “AÚN CUANDO LA APLICACIÓN DE SU PROPIO DERECHO NACIONAL CONDUZCA A UN RESULTADO DIFERENTE”»

«Esta confianza mutua REQUIERE que las autoridades competentes del segundo Estado Miembro [España] ACEPTEN la resolución firme dictada en el territorio del primer Estado Miembro [Alemania]»

Traducido: La sentencia firme del Tribunal de Schleswig-Holstein, por cumplir precisamente la condición de basarse en “una apreciación del fondo del asunto” —como no podía ser de otra forma para cumplir el requisito de la “doble incriminación” establecido en el Acuerdo Marco sobre Orden Europea de Detención y Entrega—, se ajusta como un guante a la jurisprudencia que establece la sentencia C-505/19 del TJUE.

Por lo tanto, la sentencia firme de Schleswig-Holstein, que establece que Carles Puigdemont no ha cometido ningún delito relacionado con la rebelión [alta traición en Alemania], o desórdenes públicos [sedición en España], impone la condición de “cosa juzgada”, y Carles Puigdemont no puede ser detenido ni enjuiciado en otro estado de la UE sin vulnerar el derecho fundamental de “non bis in ídem” (no ser enjuiciado dos veces por los mismos hechos).

A España no le queda otra que respetar la jurisprudencia que establece la reciente sentencia C505/2019.

La duda es si España acatará esta jurisprudencia del TJUE. Ya la incumplió con la famosa “Sentencia Junqueras” …

Carlos Vecino (@CarlosVecino4) 14/05/2021