ninot_23_octubre_2018
PACO SANTERO

IGLESIAS O EL ABOGADO DEL DIABLO

Article i ninot per Paco Santero  @paco_santero

ninot_23_octubre_2018
Mètode Aznar o català a l’intimitat

IGLESIAS O EL ABOGADO DEL DIABLO

Mucho se habla y se escribe durante estos días sobre las conversaciones y contactos del líder de Podemos, Pablo Iglesias, con los representantes independentistas.

A mi entender el socio de gobierno del presidente Sánchez, el único socio fiel en este momento, ha adquirido el papel de mensajero, intermediario, abogado del diablo; se ha sacrificado por la causa presupuestaria.

Es comprensible que Pedro Sánchez no ejecute personalmente el diálogo con los separatistas Oriol Junqueras y Carles Puigdemont, con tal de no enervar en demasía a populares, ciudadanos y vieja guardia socialista.

Es peligroso elevar los niveles de ultra derechismo patrio, reacción que desencadenaría un presidente del gobierno en el cargo tras una moción de censura que derrocó al paladín del 155, que tiende puentes con el separatismo para llevar a buen puerto los presupuestos del Estado.

Un acto de aceptación por parte de Pedro Sánchez hacia las exigencias del actual gobierno de la Generalitat, podría incluso provocar que el “Santo Santorum” del socialismo, quemase su carnet de afiliado. Si bien es cierto que la rosa en el puño de su carnet lleva tiempo conviviendo en armonía con gaviotas y naranjos. Un éxtasis de flora y fauna como en su amado Doñana.

Aquí es donde entra en juego el anti patriota de Iglesias, el jardinero fiel de Moncloa.

El líder del cambio político generacional, el soplo de aire fresco que pretendía inundar de progreso el hemiciclo, con propuestas bien ordenadas en su carpeta universitaria.

La revolución de la calle en su mochila y la iniciativa del cambio en su pelo.

Pero “dejemos para el lunes los cambios, que este fin de semana tengo barbacoa con los de la urbanización”.

Tan banal es la frase como efímero era el viento que azotaba la marea del cambio, marea que una vez contenida por los muros del Congreso se convirtió en calma chicha.

Pero ahora Iglesias es el espía que me amó y durante la escena del baile no le ha tocado el partenaire más feo pero si el más negativo. #NoATot salvo que acepte las condiciones de los líderes independentistas, si no todas al menos aquellas que terminarían con dejar a la vista del mundo las vergüenzas del Estado Español.

¿Aceptaría la libertad de los presos políticos sin condiciones?

En consecuencia, ¿asumirían reconocer que mantuvieron más de un año en prisión preventiva a gente inocente sin razones jurídicas?

¿Aceptaría que Europa reconociera que España es el estado opresor que denuncia el gobierno catalán?
Misión “casi” imposible para Iglesias.

Pero sentados ante el tapete de juego, la pareja compuesta por Sánchez e Iglesias debe apostar a sabiendas que perderá la mano. Si se niega a mostrar sus cartas y abandona la mesa saldrá de la partida sin presupuestos, conscientes de que el suave acero alemán azotará las nalgas de un estado miembro de la Comunidad Europea que no ha cumplido con sus obligaciones en cuanto a materia económica y esa es la asignatura que te gradúa o expulsa del selecto club.

Comienza la partida, veremos quién va de farol.

Paco Santero, 23 d’octubre de 2018


Catalana. Londinenca. Republicana. Llicenciada en Filologia Anglogermànica. Traductora i correctora. Estimo les llengües i els llibres. Estimo la meva terra, Catalunya

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.

Sí, és clar, a ComuniCATs també fem servir galetes, carquinyolis, neules... Les tenim amb o sense gluten, de xocolata, farina d'espelta..., boníssimes totes. Si les vols clica! Benvinguda! Més informació.

La configuració de les galetes d'aquesta web està definida com a "permet galetes" per poder oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració de galetes o bé cliques a "Acceptar" entendrem que hi estàs d'acord.

Tanca