Los catalanes conforman una nación: breve historia de Cataluña (I)

Una lengua, jurisprudencia, instituciones políticas y tradiciones socioculturales propias, talante comercial e industrial, un espacio de acogida para los recién llegados, un sentido de nación de la mayoría de ciudadanos defendido mediante una resistencia activa no violenta y, por encima de todo, de manera democrática.

Por Albert @HaedusCrabittu

Traducción por @annuskaodena

Montserrat - Los catalanes conforman una nación: breve historia de Cataluña (I)Macizo de Montserrat, Cataluña Central. Fotografía de Manel Cantarero Martinez

En el extremo suroeste de Europa, encontramos la península ibérica, donde se ubican Portugal, Andorra, España, Cataluña y el enclave de Gibraltar, territorio británico de ultramar. Una situación excéntrica, pues, con los Pirineos y el mar Cantábrico al Norte, el Mediterráneo al este y el Atlántico al oeste. Un espacio geográfico singular que, sin embargo, nunca, desde la antigüedad, ha estado cerrado a la entrada y paso de elementos humanos del resto de Europa o de África. Con todo, la geología interior es muy abrupta, mientras que la periferia, en cambio, es abierta al mar, con pasos francos también a través de los Pirineos.

Tramontana Port Bou 300x225 - Los catalanes conforman una nación: breve historia de Cataluña (I)
Viento de Tramontana, el Alt Empordà. Fotografía de Albert @HaedusCrabittu

La Cataluña actual está situada en la zona nororiental de la península. Por un lado, ocupa parte del vertiente norte de los Pirineos y los valles y llanuras contiguas, con costa mediterránea también: es la llamada Cataluña Norte que pasó al reino de Francia por la firma del Tratado de los Pirineos, en 1659. Por otra parte, de los Pirineos hacia el sur, encontramos la Cataluña actualmente comunidad autónoma de España. Está fragmentada, pues, al pertenecer a dos estados. Habría que añadir que en el estado de Andorra la lengua oficial es el catalán y tiene dos jefes de estado a la vez: el Presidente de la República francesa y el Obispo de Urgell, diócesis catalana.

Si atendemos a la geografía humana, Cataluña ha sido un lugar de paso y de intercambio. Esta introducción nos permite exponer ya algunos apuntes sobre la prehistoria de este territorio.

Mandíbula de Banyoles Museu de Banyoles 300x225 - Los catalanes conforman una nación: breve historia de Cataluña (I)
Mandíbula de Banyoles, Museo de Banyoles

Entre un millón y ochocientos mil años atrás, hay presencia del Homo antecesor. El hombre de Tautavel, en la Cataluña Norte actual data de hace 450.000 años. Hay bastante presencia Neandertal en el Paleolítico medio. Y ya una rica cultura humana paleolítica.

Pinta de boic La Draga Neolític Museu de Banyoles 300x225 - Los catalanes conforman una nación: breve historia de Cataluña (I)
Peine de boj, periodo neolítico. La Draga, Museo de Banyoles

En el neolítico, encontramos sepulcros de fosa, la llamada cultura cardial (cultivo de trigo y cebada y evidencias de los primeros rebaños) y, hacia el 6000 aC, construcción de dólmenes y restos que evidencian una cultura megalítica. Fechadas entre el 3350 y el 2950 aC, son de gran interés las minas de variscita de Can Tintorer, en Gavà: el conjunto de minas en galería más extenso y antiguo de Europa y el único neolítico. Mencionaremos también la cultura de los campos de urnas (llegada de elementos celtas), las edades del bronce y del hierro (cultura ibérica, siglos VI a I aC).

parcarqueologicgava 6 Mines Can Tintorer 200x300 - Los catalanes conforman una nación: breve historia de Cataluña (I)
Minas neolíticas de variscita, Can Tintorer, Gavà. Parque arqueológico.

Esta previa pretende mostrar la ubicación territorial y dar pinceladas sobre la geografía, porque resultaba determinante para la caracterización de las culturas humanas de quienes han vivido en estos territorios, y también sobre la prehistoria para así entrar en la historia.

2006 0104 111331 300x225 - Los catalanes conforman una nación: breve historia de Cataluña (I)
Empúries. Fotografía de Albert @HaedusCrabittu

Ya en el siglo IX aC los fenicios se establecieron en la península. En el siglo VII aC se inician los contactos con colonizadores griegos foceos, también en la zona noreste, donde fundan una factoría comercial en el sur del golfo de Roses que devendrá Empúries. Las relaciones son de intercambio comercial y cultural. El 218 aC los romanos llegan a la península y ocupan la ciudad de Empúries; a partir de aquí romanizado buena parte de la península ibérica a excepción, hasta el siglo I aC, del norte. Hay que añadir que el este peninsular vivió la segunda guerra púnica, con el paso de Aníbal Barca, y batallas entre cartagineses y romanos. El occidente mediterráneo fue un objetivo estratégico romano de primer orden. El emperador Augusto tendrá presencia en Tarraco, la actual Tarragona, que se convertirá en la capital de la Hispania Citerior.

La lengua latina se impuso y se mezcló con el sustrato íbero y algún que otro elemento celta. Con el paso de los siglos irán desarrollándose las lenguas románicas, también llamadas neolatinas. Una de ellas será el catalán, y aunque en el siglo IX dC ya constan testimonios, es en las Homilías de Organyà, unos fragmentos de sermonarios del siglo XII, donde aparece escrito por primera vez. La lengua catalana es un elemento que tendremos que tener en cuenta para entender la formación de Cataluña como nación.

Entrada muralla romana Barcino 1024x768 - Los catalanes conforman una nación: breve historia de Cataluña (I)
Puertas romanas de Barcino, Barcelona. Fotografía de Albert @HaedusCrabittu

Volviendo a la historia, el Imperio Romano de Occidente perdió toda autoridad sobre sus territorios en un largo proceso que ya se había iniciado en el siglo IV dC y que finalizó el 476 dC con la deposición de Rómulo Augusto. A caballo de los Pirineos, se creó el reino visigodo de Tolosa que se extendió, al sur de esta cordillera, por la península ibérica. En el siglo V la corte visigoda se estableció en Barcelona.

En el año 711 dC se produce la invasión árabe de la península. Se establecerán durante cuatro siglos, no superando de forma mantenida el territorio situado al norte del río Llobregat, en la provincia de Barcelona. En paralelo, aproximadamente en la zona de la actual Francia se crea el reino germánico de los francos. Carlomagno será el rey, y posteriormente emperador. Establece puntos periféricos de defensa para asegurar las fronteras, uno de ellos la llamada Marca Hispánica, ya en el siglo VIII, que ocupa cerca de la mitad norte del territorio de la actual Cataluña, una marca que gozaba de autonomía civil y militar.

Sant Joan de Boí 1024x768 - Los catalanes conforman una nación: breve historia de Cataluña (I)
Pintura al fresco románica, San Juan de Boí. Fotografía de Albert @HaedusCrabittu

Progresivamente, en esta zona nacen las primeras unidades feudales y de ahí los condados: Barcelona, ​​Girona, Empúries, Rosselló y Urgell-Cerdanya. Barcelona era el más potente, al ser una ciudad fuertemente amurallada por la proximidad inmediata a los musulmanes. Su conde se convierte en el “marqués”, el administrador de la Marca. Este proceso, con la llegada de un contingente humano numeroso desde el sur que fortaleció los condados, se cerró el 878 cuando el conde de Barcelona Wifredo «El Velloso» reunió los cinco condados y estableció la sucesión hereditaria. Reconquistó otras zonas y repobló los condados de Osona, Vic y Berguedà. Antes, sin embargo, en el año 826 Aizón (conocido como Aissó en la historiografía catalana) ya emprendió una revuelta contra la imposición y el dominio de los nobles francos sobre los condados catalanes.

Durante los siglos X y XI el Condado queda consolidado y con Ramón Berenguer I (1035-1076) podemos decir que empieza a nacer una conciencia de nación catalana. Al oeste se encuentra el reino de Aragón, mientras que en el centro de la península encontramos el reino de Castilla, belicoso con Cataluña y Aragón. Para evitar la disgregación del reino, en 1137 se celebra el matrimonio entre Petronila de Aragón y Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona. Durante seis siglos, ambos territorios irán juntos: Cataluña se fortalece frente a los reyes franceses y Aragón evita la influencia de Castilla. Hay que tener claro que se trata de una unión dinástica, no territorial ni política.

Liber maiolichinus de gestis Pisanorum illustribus 295x300 - Los catalanes conforman una nación: breve historia de Cataluña (I)
Liber maiolichinus de gestis Pisanorum illustribus

Un párrafo que ayuda a entender la creación de Cataluña como nación es el siguiente: “¿Desde cuándo se puede hablar de Cataluña? Cuando comienza la historia de los catalanes? Hay un dato objetivo: la primera vez que una fuente histórica conocida habla de Cataluña y de catalanes es en 1114, cuando un cronista de Pisa narra en verso el ataque naval emprendido entonces por naves italianas y del conde Ramón Berenguer III de Barcelona contra los musulmanes de Mallorca. Para Enrique de Pisa, que así se llamaba el cronista, Ramon Berenguer III y sus guerreros eran catalanes y venían de Cataluña.” [Salrach y Marino, Josep M., et al. Nacimiento de la nación catalana orígenes y expansión siglos IX-XIV. Enciclopedia Catalana, 2017. Barcelona]. Sin embargo, en el siglo XII, concretamente en 1173, se compilan las Usanzas (Usatges) de Barcelona, ​​una recopilación de textos normativos en base al derecho consuetudinario barcelonés que llegarán a ser la base de un derecho propio catalán.

El siguiente hito de gran importancia será la llegada al trono de Jaime I el Conquistador (1213-76), nacido en Montpellier, formado en Aragón y en Cataluña. Conquistará las islas Baleares y Valencia, extendiendo el reino hacia el sur y el este. Precisamente, la conquista de Valencia generará enfrentamientos con los nobles aragoneses. Se ven ya dos culturas: por un lado, zonas interiores repobladas por aragoneses y regidas por sus fueros y, por otra, la ciudad de Valencia y toda la costa mediterránea, que se caracterizará por un talante comercial, artesano y por una agricultura no latifundista. La continuidad de la reconquista hacia el sur y el oeste acabará generando tensiones con el reino de Castilla que se traducirán, más tarde, en la guerra castellano-aragonesa, llamada Guerra de los Dos Pedros (1356-1375).

En este punto, la corona catalano-aragonesa convierte en un ente político de primera magnitud. El hijo de Jaime I, Pedro II (Pedro III de Aragón), inicia una fuerte expansión catalana por todo el mediterráneo. En los años posteriores se conquista Cerdeña y las tropas almogávares, comandadas por Roger de Flor, vencerán a los turcos en Anatolia y acabarán conquistando los ducados de Atenas y Neopatria, en Grecia, que quedan bajo la soberanía de la corona catalano-aragonesa.

Es relevante, aparte de la lengua propia que hemos mencionado, como se ha conformado un perfil comercial muy potente, así como una industria textil muy sólida. Hay también una jurisprudencia propia, un derecho catalán, como hemos visto a partir de las Usanzas (Usatges). Se compila incluso un cuerpo legal sobre navegación y comercio de gran importancia en el Mediterráneo: el Libro del Consulado del Mar (1320-30).

Si seguimos con los hechos, en la segunda mitad del siglo XIV se produce una importante depresión económica, se producen olas de pestes que diezmaron las poblaciones. El desgaste de Cataluña será importante y la nobleza de Aragón lo aprovecha para ampliar privilegios. El rey Pedro III fue secuestrado, pero una vez libre se enfrentó y derrotó las tropas aragonesas completamente. Es en este contexto que surgen las Cortes Catalanas en las que estaban presentes representantes de los tres estamentos sociales principales: nobleza, iglesia y burguesía. El objetivo de estas Cortes, organismo considerado el modelo por excelencia del parlamento medieval, el origen de las cuales se encuentra en las Asambleas de Paz y Tregua de Dios, era discutir, votar y aprobar la política real.

Cortes Catalanas 209x300 - Los catalanes conforman una nación: breve historia de Cataluña (I)
Las Cortes catalanas

En 1289, se instauró un organismo, en Monzón, en un principio de carácter temporal, llamado Diputación del General o bien Generalidad. Su función básica era recaudar los subsidios y tributos que el rey reclamaba al tiempo que se dedicaba a velar por el cumplimiento de los acuerdos surgidos de las Cortes. Igualmente también controlaba la administración del Principado y restaba bajo la autoridad simbólica del diputado eclesiástico de mayor rango. Berenguer de Cruïlles, obispo de Girona (1359) fue considerado el primer Presidente de la Generalidad. La institución fue restablecida en el siglo XX y actualmente la preside el Muy Honorable Presidente Joaquim Torra y Plan, el 131 presidente de esta institución de gobierno de Cataluña.

A finales del siglo XIV comienza el declive; se pierden los ducados de Atenas y Neopatria. El heredero de Juan el Cazador (1387-95), Martín I, «el Humano», muere en 1410 sin descendencia y la corona catalano-aragonesa, a través de la celebración del Compromiso de Caspe, pasará a manos de Fernando de Antequera, nacido en Castilla, e inaugurará la dinastía Trastámara. Con todo, quedará sujeto al decreto de las Cortes, que otorga a la Diputación del General el derecho a defender las constituciones, las usanzas, los capítulos de corte y otras leyes del Principado de Cataluña, y que confirma también la fiscalidad y las atribuciones económicas a la Generalidad.

Mientras la expansión mediterránea previa había sido de carácter comercial, Alfonso IV el Magnánimo, Trastámara, asegura el dominio aragonés en Córcega y Cerdeña, y conquista Nápoles en 1443. Es una expansión ya de carácter militar y dinástico y se consolida hasta el siglo XVIII . Estas acciones conllevarán la ruina económica de Cataluña.

Con el descubrimiento de América por parte de Cristóbal Colón en 1492, la monarquía hispánica, en un principio no favoreció la participación catalana en la empresa colonial, pero con el paso de los años la dinámica se invirtió debido a la tarea privada desarrollada por comerciantes y indianos catalanes que gracias al ímpetu comercial pudieron terminar accediendo.


Leer Los catalanes conforman una nación: breve historia de Cataluña (II)

Leer Los catalanes conforman una nación: breve historia de Cataluña (III)


 

Puntuació dels lectors
vots0 mitjana0

Leave a Comment

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.